cabecera

jueves, 27 de noviembre de 2014

Urbanización envenenada

Exterior de las viviendas
Hola bloggers!! Siento la espera tan larga que dejo entre entrada y entrada pero no siempre depende solo de mí, existen un montón de razones (permisos a lugares que no acaban de llegar, falta de acompañantes, condiciones meteorológicas desfavorables, etc...)
Y dicho ésto, comenzamos!

Os presento el lugar al que he bautizado como "Urbanización envenenada", no os asustéis porque no quiero decir que sea peligroso, al final entenderéis el por qué de este título.

Se trata de una de tantas urbanizaciones que por desgracia terminan sin ser habitadas por causas ajenas siempre de los compradores, en este caso según me han informado, la culpa del abandono de estas viviendas es únicamente del promotor de este proyecto. Al parecer huyó tras reunir todo el dinero que habían pagado por las viviendas y desapareció del mapa. Eso es toda la historia que se conoce sobre esta urbanización y, como siempre, nada bueno. 


Comenzamos la visita con buen pie, entramos por la puerta principal que conduce a la sala de estar y nos comunica con la cocina, el baño y el garaje.


Aquí vemos lo que iba a ser la cocina que, como veis, comunicaría con el salón a través de este gran hueco en la pared, muy moderno. 


Seguimos en la cocina, esta es su ventana, ya rota por los actos vandálicos. Como podéis comprobar en las fotos, la cocina no es que fuera muy grande, ni podía fotografiarla entera desde dentro. 


Los tubos que se encargarían de dar el gas a la cocina y junto a ellos, un paquete de clinex de Peppa pig!


Salimos de la cocina y a mano izquierda encontramos el único baño de la planta baja, como comprobaréis a continuación, el más pequeño de la casa.


Ahora nos saltaremos una puerta de las que había en el salón pero es que prefiero dejar el garaje para lo último, y ahora continuemos...


Nos dirigimos a la primera planta a través de estas escaleras.


Nada más llegar ya observamos algún trozo de tarima arrancado y bueno, la suciedad natural de un sitio como éste. 


Lo primero que encontramos al subir las escaleras a mano derecha es el baño, éste ya contaría con bañera, lavabo y bidé.


Quien se dedicara a romper así la bañera quiero suponer que fuera un vándalo porque me costaría creer que hubiera sido alguien con el fin de hallar algo valioso ahí dentro...


A la izquierda del baño localizamos el primer dormitorio (sin incidencias reseñables).


Más a la izquierda hallamos el segundo dormitorio, éste con la tarima a medio poner o medio quitar, no estoy muy seguro.


En la esquina donde se colocaría el armario encontramos esta gran mancha de humedad.


Y justamente encima tenemos lo que será la razón por la cual se crea esa humedad.


Vista la primera planta, subimos otras escaleras que nos conducen a la segunda y última planta de esta vivienda.


Como en la planta anterior, localizamos el cuarto de baño nada más terminar las escaleras a la derecha.


Éste dentro de lo que cabe está bastante bien, todo en su sitio.


Saliendo del baño tenemos lo que podría considerarse como el tercer dormitorio, estilo buhardilla.


Dormitorio con terraza inundada incluida.


Terminadas de ver las zonas habitables de la vivienda, bajamos hasta el salón de nuevo y retomamos el camino por la puerta que nos faltó por cruzar y que nos dirige al garaje.


Las escaleras que nos conducen al garaje y que sorprendentemente comunican directamente con el salón son éstas. Tengo que admitir que si me preguntaran por el tramo más tenebroso de toda la casa, sería éste sin duda (oscuridad total).


Bueno, una vez bajadas las escaleras, esa puerta nos dirige a la plaza de garaje.



Como veis no han dejado ni los cables / tubos de los garajes sin desvalijar, impresionante.


Una vez vista la plaza de garaje (vacía), que no tenía nada de interés, salimos de ella y ¡comienza la verdadera aventura!


¡Resulta que todas las plazas de garaje están abiertas! lo que quiere decir que, desde aquí, podemos acceder a todas y cada una de las viviendas. Si, todo el garaje es como una especie de laberinto porque además es bastante grande.



Nos desplazamos a otra zona del garaje por ese largo pasillo que se ve en la foto anterior y una vez allí, elegimos (un poco al azar) otra plaza de garaje y por tanto, otra vivienda.


Obviamente no visitamos todas las casas básicamente porque sería ver prácticamente lo mismo una y otra vez, así que prefiero mostraros solamente las diferencias que encontramos entre una vivienda y otra:



Como veis, lo único que ha cambiado de un domicilio a otro ha sido la terraza de la última planta, lo demás era todo calcado.


Y después de ver la diferencia entre una casa y otra, veamos las similitudes y es que, en los 3 domicilios que visitamos encontramos esta misma sustancia repartida por distintas zonas:


Se trata de un cebo raticida para el control de roedores, llamado WARIN'S B5. Os parecerá una tontería, pero en ningún otro lugar había encontrado algo como ésto, y menos extendido por toda una urbanización.


Y con ésto doy por finalizada y aclarada esta curiosa entrada y su título que como siempre, tiene su lógica.

Espero que os quedéis satisfechos con esta historia, ya sabéis que no todos los lugares pueden ser iguales en encanto, historia, tamaño, etc...
Hago todo lo posible por cumplir vuestras propuestas así que seguid haciéndome llegar lugares que nunca se sabe... 

Nos vemos de ABANDONEO!

Un saludo.